¿Son los medios sociales y los videojuegos los causantes de la violencia? ¿Es el Internet peligroso para la sociedad? Al menos eso piensan en algunos lares. Este es todo un tema. El ser humano es un animal emocional, que se comunica y colabora. Cree lo que otros creen. Por ejemplo, el dinero funciona porque crees que otro cree que tiene valor. El tema para mí de la violencia es uno de odio y desprecio, al menos es lo que percibo actualmente, pero no creo que sea un tema de tecnología, sí, de alguna manera ahora existe mayor alcance de los mensajes y más si no existe un moderador, pero al final del día la tecnología es una herramienta. Recordemos dos de las características de internet “Reach and Richness”.

No soy fan ni de los videojuegos, ni de los medios sociales. Claro, tampoco lo soy de las armas y de los extremistas. Sin embargo, no me queda claro que los medios sociales y los videojuegos sean la causa raíz de la violencia (aunque si pienso que el acceso laxo a las armas es parte del problema, aunque aparentemente no exista correlación entre disponibilidad de armas y homicidios dolosos como algunos dicen) y tampoco creo que Internet sea un peligro, aunque si merece respeto y pensamiento crítico al acceder información que se encuentre en la red.

Al final del día, si eres propenso a la violencia y tienes acceso fácil a un arma, ya sabremos los resultados. Wired publicó ayer algo sobre esto, al indicar que al menos en los EEUU, entre más laxa es la regulación en un estado para obtener armas, más tiroteos con asesinatos masivos existen en esos estados de laxa regulación en el armamento. Reporte Indigo publica una pieza con el perfil de los responsables de estos incidentes.

Creo que las leyes si deben de hacer que sea más difícil conseguir un arma, aunque aquí en nuestro país, existen esas leyes y por la cantidad de homicidios dolosos por cada 100,000 habitantes (29) que existen, parece que es muy fácil conseguirlas, sobre todo para los chicos malos. Lo que si existe y mucha es impunidad.

Los grandes cambios que realizamos en nuestras vidas son producto de las emociones y estas se contagian. También las palabras producen efectos negativos, sobre todo proviniendo de quienes están en el poder. No quiero usar ejemplos ya que luego me pueden tachar de “f***” (no es la palabra de 4 letras que empieza con F y es muy usada en los EEUU, pero como usan aquí nuestra palabra con efe tiene un sentido que divide a la sociedad).

La intolerancia creo que ha llegado a niveles que afectan a todos, también la diseminación de información falsa y claro que también nuestros propios sesgos, que, aunque todos los tenemos, nadie nos queremos hacer conscientes y responsables de estos sesgos en nuestras decisiones.

Hace tiempo decidí alejarme de los medios sociales (cosa que me ha resultado algo difícil) ya que sigo personas que publican cosas valiosas, pensadas y estructuradas, lo he visitado de vez en cuando, pero me abstengo de opinar y de dar likes y en ocasiones pasan días. La realidad es que me siento más tranquilo.

De los videojuegos, lo que más jugué fue Asteroids y Tetris y claro, el Pong en un Atari allá por la prehistoria (1972). Se que actualmente existen Fotnite, Minecraft y muchísimos más (y que es una industria que vale muchos miles de millones de dólares). Existen algunos otros videojuegos que para mi gusto son muy violentos y no contribuyen a mi juicio con cosas buenas a la sociedad y a las mentes de nuestros jóvenes (y probablemente a muchos adultos). No quiero pensar en un futuro inmersivo (RA, RV) con contenido violento.

Debemos tener inteligencia emocional, inteligencia social y mucho, pero mucho Mindfulness, tópicos que probablemente deberían formar parte de los curriculums escolares con la misma importancia que las ciencias en todos los niveles educativos.

Puedo por ejemplo citar números en EEUU de muertes sin razón en un lapso de 48 horas (que por cierto a Neil de Grasse Tyson, le fue como en feria al publicarlos en Twitter y aquí un editorialista de El Norte, Sergio Sarmiento, también cerró su columna del día de ayer con ellos), pero no lo haré. También puedo citar las causas más comunes de muerte en México, pero tampoco lo haré.

Solo quiero que pensemos en que este mundo es el único que tenemos (hasta el día de hoy) y todos somos inquilinos en el. Esperemos que aprendamos a comportarnos con responsabilidad. Pero para eso necesitamos educación y mucha civilidad.

Vale la pena recordar cual es el objetivo del terrorismo, ya que es a eso a lo que nos enfrentamos, tanto en EEUU, como en México y en muchas otras partes del mundo. Y el terrorismo lo que busca es diseminar el temor y terror. Y desgraciadamente los medios magnifican el impacto de los ataques terroristas ya que las sociedades sobre reaccionan a ellos (1) (cada vez que voy a un aeropuerto y paso seguridad para subirme a un avión, veo esto).

Y aunque no mencione los números, el azúcar contribuye a que mucha gente muera en el mundo, más que las armas mismas, no digamos del alcohol y los vehículos automotores. Pero como dice una frase que he escuchado: una muerte es una tragedia, millones son una estadística y en eso también tenemos sesgos, no a todos les dicen algo los números.

En fin, que tengan un muy buen miércoles. Amor y Paz, No a las armas y No a la impunidad.

(1) “En 2010, la obesidad y las enfermedades relacionadas mataron a unos 3 millones de personas, los terroristas mataron a un total de 7.697 personas en todo el mundo, la mayoría de ellos en países en desarrollo”. Harari, Yuval Noah. Homo Deus (p. 18). Harper Versión Kindle.

BitCasting es posible gracias a Insight Level y CITI Value in Real Time.
El número del día de hoy es patrocinado por CoSpace.

Imagen por Alex Kalligas en Unsplash.

Author

admin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *