No quise dejar que esta semana no tuviéramos editorial, ya que este ahora sí será el último del año.

El día de hoy comentaré respecto a lo que considero fue la personalidad del año, y no me refiero a Donald Trump, sino a las redes sociales.

Este año vimos en 140 caracteres y en likes lo que es el que no tengamos pensamiento crítico, los principales medios de noticias en estos tiempos, Facebook y Twitter, permiten que las notas falsas florezcan. Además, si haces comentarios positivos, pocos likes son los que tendrás, pero si pones algo polémico, tu popularidad crece.

Anoche en la cena de clausura de los comités editoriales de El Norte, ese fue el tema del orador huésped. He hizo una observación interesante, la llegada al poder de Trump, hace algunos años no habría sido posible sin los medios sociales. He aquí que como dice Schneier, “todos tienen su agenda”. Lo más importante es ver que existen mecanismos para el cambio, el asunto es usarlos de manera responsable.

Esto me puso a pensar en nuestra responsabilidad como “curadores” de noticias, una responsabilidad para la que no aplicamos, y que no sabíamos que teníamos, pero que si estás en redes sociales (y aunque no aparezca en el acuerdo de servicio) por el solo hecho de estar en ellos la adquirimos. La verdad debe ser lo que sea viral, no las mentiras. Me da tristeza ya que esta situación demerita el poder de las redes sociales.

Es como cuando adquirimos una máquina con Windows o que lo instalamos en un equipo, ya nos hicimos administradores de sistemas, aunque no lo sepamos y no venga en la licencia. O cuando nos conectamos a Internet en donde debemos cuidar lo que mandamos.

Así que antes de salirse de Facebook por las mentiras que vemos por allí, pensemos en que es necesario el pensamiento crítico positivo y ayudar a que las mentiras se depuren, a lo mejor suena quijotesco, pero bueno.

Espero que el próximo 2017 los esfuerzos de Facebook, Twitter y Google por depurar las noticias tenga algún avance, de no ser así, Snapchat e Instagram son el futuro de la comunicación, aunque la realidad es que estos servicios son el futuro de la comunicación (hagan lo que hagan Google, Facebook y Twitter).

Ante este fenómeno de la gratificación e información instantánea, con contenido real o no, conviene estar preparados ya que las nuevas generaciones están acostumbradas a esto.

Les recomiendo darle un vistazo a este video de Simón Sinek, aunque un poco largo, vale la pena verlo, ya que de acuerdo a Harvard Business Review, una de las principales preocupaciones de los CEO’s en las empresas es como administrar Millennials, además de construir marca y la compensación.

Pues bueno, aquí termino estos párrafos para este año, que tengan muy felices fiestas y un próspero 2017. Un fuerte abrazo a todos. Nos vemos en 2017.

David Treviño CITI Value in Real Time

DAVID TREVIÑO
Chief Technology Officer

Author

admin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *