trivialidades

Esta semana diversas notas andan dando vueltas en particular las relacionadas con la caída en el valor de las criptomonedas debido a temas de regulaciones, prohibiciones y robos. La que más me dio risa es de unos asaltantes que trataron de robar a punta de pistola criptomonedas, como dicen por allí es un ataque de fuerza “bruta”.

Siguen los temas en donde Facebook de plano no encuentra como arreglar el “mamotreto” que generó y que el sesgo de confirmación de los usuarios hizo que se volviera adictivo. Para algunos la red está en decadencia. Sin embargo, tiene unos 2000 millones de usuarios activos mensuales, lo cual indica que aunque en decadencia sigue teniendo su pegue. Sigo pensando que para cosas importantes mejor no recurran a Facebook.

La tendencia en la industria del automóvil sigue siendo los vehículos eléctricos y en el estado norteamericano de California siguen empujándolos.

Y la presión en EE.UU. sigue para que Huawei no sea soportado por los “carriers” norteamericanos ante temores de espionaje. Me recuerda a los temores en los 60’s por el poder de AT&T en las comunicaciones, poder que algunos en el gobierno consideraban peligroso.  Y por lo que circuló estos días respecto a que los EE.UU. deberían construir su propia red 5G para evitar intervención de China los temores siguen vigentes, aunque quedó en que sólo era un análisis (en un reporte) y que los EE.UU. no tienen planes (parece que algo de cordura les queda) de andar construyendo una red compartida (o nacionalizada) – como la Red Compartida que nosotros sí tenemos en México y que el IFT pidió al responsable de ella que cambiara la oferta para que no fuera considerada un monopolio, me dio mucha risa: para que la mona aunque se vista de seda, mona se queda. En nuestro querido país nos encantan los monopolios, no me queda duda.

Mañana reporta sus resultados Apple, saldremos de la duda de si su iPhone X es un éxito o un fracaso. Además, hoy anuncia Facebook sus resultados. Recordemos que las adicciones siempre son un buen negocio. Y lo digo por ambas empresas.

Y, aparentemente a nivel Latinoamérica, no nos gusta la innovación ya que no existe ningún país latinoamericano dentro de los 50 más innovadores del mundo y si existe uno de África, de acuerdo a lo que presenta el índice de innovación  Bloomberg y lo que dice un editorial Andrés Oppenheimer. Probablemente por eso andamos cómo andamos.

Sigo pensando que México llegará a ser líder en robótica a nivel mundial (claro que percibido desde el extranjero, ya que aquí nunca nos lo propondremos).

El tema es que en Latinoamérica somos adversos al riesgo. En fin.

Hoy seré breve. Que disfruten de un excelente día.

Imagen de stocksnap.io

Author

admin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *