Editorial

Tendencias MWC y conectando puntos

Con base en lo que me compartió el Ing. Antonio Herrero de su viaje al MWC en Barcelona, les presento las tendencias que a su juicio estaremos viendo, los retos y oportunidades a los que nos enfrentamos:

  1. Internet de las Cosas significa analíticos. La brecha de tecnología entre los países desarrollados y los emergentes seguirá creciendo. En nuestro país no tenemos estadísticas y ese es el reto y la oportunidad, sobre todo para el IoT.
  2. 5G para el 2020 y será el gran habilitador para el IoT.
  3. La gran incógnita de las Telcos está en cómo recuperarán sus inversiones y darle más valor a sus empresas. Para hacer que las redes sean más veloces y confiables se requieren grandes inversiones. Es por ello que también buscan manejar el contenido que viaja por ellas.
  4. Realidad Virtual: la fotografía y vídeo 360 apoyarán este tema. Para este diciembre esperamos muchos juguetes de realidad virtual. Primero será el entretenimiento y luego la educación y el entrenamiento.
  5. La Inteligencia Artificial todavía está en pañales y falta trabajo para su despliegue masivo, al menos en los temas móviles. En los smartphones todavía existen muchas oportunidades para que la IA en realidad haga de estos dispositivos algo “smart”.
  6. Los MVNO son de aplicación específica, por ejemplo, una empresa de gas le puso a sus medidores de gas conexión de datos y así se quitó de problemas operativos con las telefónicas.

El principal reto es imaginar el futuro en que viviremos y construirlo.

Conectando puntos

Al haber escrito la frase:

“El principal reto es imaginar el futuro en que viviremos y construirlo.”

Me lleva a que debemos entender que podemos fallar para poder tener éxito. No todo el tema está en recuperar la inversión, sobre todo cuando de innovación se trata. Además que es necesario compartir con la comunidad.

Recuerdo que la primera red local con la que me encontré fue Token Ring, allá en los 80’s, y la tecnología ganadora al final del día fue Ethernet (por ser abierta) y como protocolo el TCP/IP, sin embargo, si no hubiéramos empezado con ella, no habríamos tenido en la institución en donde laboré la infraestructura y la base para poder utilizar servicios en red y entender el poder de las redes y de la comunicación a tiempo real.

De hecho, si años antes no se hubiera empezado en el ITESM a trabajar en el tema de redes locales con los equipos Apple (con protocolos que ya no existen), no se hubieran tenido las bases para aprovechar dichas tecnologías. Claro que no podemos dejar de mencionar la red de inscripciones, en donde a mi juicio fue la red local más grande de latinoamérica para una aplicación de propósito específico y que permitía inscribir a 10,000 alumnos en unos pocos días.

La visión del Ing. Ramiro Flores Contreras fue clave en los temas relacionados con Internet,  redes locales y aplicaciones de software para dichas redes; una persona que a mi juicio no ha recibido el reconocimiento que merece por su contribución a la TI en nuestro medio.

Así mismo, al introducir Bitnet al ITESM en 1986 nos abriría las puertas a la necesidad de mayor conectividad y que terminaría por abrirnos los ojos al Internet y además, a buscar conectarnos a él.

Screen Shot 2016-03-02 at 10.33.48 AM

Es necesario enfatizar que todos estos esfuerzos fueron de un equipo de profesionales, todos jóvenes, rebeldes, y que nunca pensaron en las implicaciones que esto tendría (Daniel Trujillo – fila superior segundo de izquierda a derecha –  y Hugo García – abajo, primero de derecha a izquierda – eran quienes tenían las responsabilidades de las redes del ITESM). No sabíamos que estábamos haciendo historia, y no teníamos a nadie que fuera detrás de nosotros escribiéndola. Además que las cosas se hicieron con restricciones de presupuesto pero mucha creatividad, aunque en esas épocas 64K de memoria era un mundo de memoria y 9.6 Kbps mucho ancho de banda.

No, nadie reconoce al equipo como los apóstoles de Internet en México, mucho antes que Internet se hiciera comercial, sin embargo el ITESM construyó un equipo interdisciplinario que fincó las bases para que Internet llegara a ser realidad en nuestro país y lo más importante, los dejó ser. Por eso es muy importante entregar la confianza a la gente.

Samuel Macías y Javier Salazar (este todo un gurú de tecnología Cisco) merecen también ser mencionados. Así mismo Oscar Robles, Erick Mancera, Alejandro Ortíz, Lino Corlay, Javier Tovar, Ciro Velázquez, Pablo Romo, Arturo Lev Servín, Cristobal Chapital, José Escamilla, Arturo Molina, Juan Carlos Lazcano, César González, Pablo de la Garza, David Martínez, Gerardo Oliva, Rogelio D. Lozano, Aurelio Sánchez, Junípero Rodríguez,  Enrique Sánchez Vela, Horacio Díaz Requejo, Pepe Vela,  Efraín Rocha, Ramón Alanís, Juan Gabriel Ruiz Pinto. Juan León, Jorge Vázquez, Benjamín Domínguez, Jorge Padrés y José Luis Gómez (quien no era del ITESM).

Tampoco imaginamos que al ir al SRI allá por 1989 (quienes en esas fechas administraban los nombres de dominio), Daniel Trujillo y un servidor, para que nos dieran de alta en el dominio .MX, le delegaran al ITESM la responsabilidad de administrar el .mx y que la aceptamos aún sin tener el equipo necesario para hacerlo. Tuvimos que formalizar alianzas con empresas para contar con las herramientas necesarias con tecnologías que para algunos en nuestro contexto eran herejía (MicroVax, Vax, Ultrix, TCP/IP, etc).

Así mismo, cuando introdujimos las NeXT en la misma institución académica, aunque años después dicha empresa fue vendida a Apple y que por lo mismo se puede considerar una falla, pudimos ver el potencial de dicha tecnología y que ahora está presente en todos los dispositivos iOS y Mac OS X, unos 1000 millones de ellos activos a la fecha.

Lo mismo sucedió con Unix; para muchos, el haberlo introducido en la institución donde laboré fue un intento fallido por desplazar a Windows, sin embargo, las raíces de Unix están presentes en todo dispositivo Android existente actualmente. Lo mismo que Linux, quién hubiera pensado que cuando compramos allá por 1990 una PC de esas armadas (en una institución académica de renombre, la compra no tenía un presupuesto formal) y que en 1991 le instalamos Linux, nos serviría para aprender y probar nuevos servicios.

Tampoco imaginamos que al haber instalado el primer servidor web en 1994 en el ITESM estaríamos haciendo un poco de historia.

Lo que es cierto es que para que las tecnologías emergentes tengan éxito es necesario construir nuevas cadenas de valor. También que a los pioneros se les reconoce por las flechas a la espalda y el que está en el “bleeding edge” puede sangrar.

Lo que sí tenía claro es que los sistemas abiertos eran la base para el futuro (Artículo Cambio de Paradigma, revista cursor, Julio-Agosto de 1994, página 12) https://repositorio.itesm.mx/ortec/bitstream/11285/574216/1/DocsTec_4598.pdf

En fin, el futuro luce lleno de oportunidades, el asunto está en construirlo. Dejemos el pasado y olvidemos selectivamente para poder seguir construyendo el futuro e innovar.

P.D. Por cierto, quiero reconocer la labor del Ing. Miguel Arreola, Director de la Biblioteca del ITESM quien desde hace más de 30 años ha buscado que la información esté disponible en formato digital y gracias a ello tenemos disponible parte de la historia de lo que se hizo en el ITESM: https://repositorio.itesm.mx/ortec/handle/11285/528158/simple-search?query=cursor&location=11285%2F528158&sort_by=score&order=DESC&rpp=100&view=&submit_search=Update

David Treviño CITI Value in Real Time

DAVID TREVIÑO
Chief Technology Officer

Author

admin

Comments (2)

  1. gerardo oliva
    3 marzo, 2016 Responder

    Ah que tiempos señor Don Simón, recordar es volver a vivir.
    No olvides el catalogo que se trabajo con Miguel (TABCO), la supercomputadora enfriada por agua glicolada, la impresión láser de alto volumen, y muchas cosas mas.
    el trabajar en el Tec nos enseno a buscar cosas nuevas, a no tener miedo de probar y ser persistentes.
    Definitivamente master, fundaste una escuela que hasta la fecha felizmente persiste en varios países, con hijos y nietos tecnológicos.
    Saludos y un abrazo.

    • David Trevino
      4 marzo, 2016 Responder

      Un trabajo de equipo. Un abrazo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *