Ante el aumento en el precio del combustible, los ciudadanos pueden apoyarse de la tecnología para solventar, en cierta medida, el gasto. Aplicaciones móviles, sistemas de navegación inteligente y otras tecnologías de última generación en los vehículos ayudan a reducir el consumo de gasolina.

La medida de la liberalización de los precios de la gasolina entró en vigor el pasado primero de enero, lo que aumentó 20% el costo. Se prevén nuevos incrementos, ya que los precios tomarán en cuenta factores como los precios internacionales del petróleo, costos de refinación, impuestos y costos de transportación y almacenamiento.

Después del tres de febrero, habrá dos actualizaciones semanales que, de acuerdo con la casa de bolsa Finamex, serán del 8%, aproximadamente, y a partir del 18 de febrero el precio se modificará diariamente.

La escalada de precios maracará este año. Empresas como Uber o Cabify ya anunciaron un alza del 15% y 5%, respectivamente. El transporte público también analiza un aumento de sus tarifas e igualmente se prevé un incremento en productos de la canasta básica, como tortillas y pan.

Apps contra el gasolinazo

Por ello, la Comisión Reguladora de Energía (CRE), con apoyo de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), lanzará una aplicación móvil que permitirá a los usuarios detectar las gasolineras más cercanas y conocer cuales ofrecen el combustible más caro y el más barato.

La app —anunciada a finales de 2016— podrá ligarse a otros servicios de geolocalización como Waze o Google Maps, y contará con un botón de denuncia, es decir, los usuarios podrán reportar si el costo exhibido no es el mismo que marca la estación.

La aplicación estará disponible para sistemas operativos Android e iOS en las próximas semanas.

Según el “Diagnóstico de la industria de petrolíferos en México”, existen en el país 11,431 estaciones administradas bajo un esquema de franquicia. Entre ellas, Hidrosina, Petro-7, Oxxo Gas, FullGas, Gulf y Chevron-Texaco. Por ello, contar con aplicaciones que muestren el mejor costo y localización de la estación de servicio más cercano es importante para el bolsillo de los consumidores.

Además de la aplicación de CRE y Profeco, existen en el mercado otras que cumplen con la función de localizar las gasolineras más cercanas y económicas. Por ejemplo, la app para Android Guía Pemex permite ubicar la red de estaciones a nivel nacional, precios actualizados, evaluaciones y sitios de interés como museos o teatros.

App Gasolina México de Vulka Apps, para dispositivos Android, es otras de las aplicaciones que entrega un listado de las gasolineras por proximidad y precio, y además cuenta con una alerta de promociones especiales.

Otra es Litros Completos de C.P.N. para Android. Permite localizar las gasolineras que entregan litros completos en el país. Esta aplicación no es oficial, sin embargo, los usuarios son quienes dan su voto sobre la estación a recomendar.

Innovación a favor de la cartera

Los automóviles también incluyen tecnologías ideadas para ahorrar combustible. Existen los sistemas de navegación inteligente, que prometen un ahorro de gasolina de hasta 15%. Estos involucran soluciones tecnológicas de telecomunicaciones e informática para ayudar al auto a analizar la ruta, enviar alertas de proximidad y calcular la velocidad idónea para consumir la menor cantidad de gasolina posible.

De acuerdo con un estudio de Juniper Networks, para el 2027 el 70% de los automóviles contarán con esta tecnología. La marca japonesa Toyota fue de las primeras en lanzar tres modelos con sistema de navegación inteligente —lo llamaron Sistema de Transporte Inteligente (ITS) —, capaz de recibir y compartir datos de infraestructura externa, como semáforos o comunicación con otros coches.

Otra innovación que ayuda a reducir 12% el consumo de gasolina y las emisiones de Dióxido de Carbono (CO2) es la inyección directa de combustible. Este sistema —la mayoría de los automóviles ya lo tienen— mejora los niveles de alimentación de la gasolina al cerrar algunos de los cilindros del motor cuando no son necesarios.

La evolución del sistema “start-stop” permite la llamada conducción a vela. De tal manera que cuando el automóvil circula a gran velocidad, el motor se apaga y conserva la inercia del movimiento, logrando ahorrar entre 15% a 25% de gasolina.

Alternativas

Los automóviles híbridos son otra opción para dar un revés al costo del combustible en México. Sin embargo, sus costos frenan a la mayoría de la población. En promedio, la oferta de estos modelos inicia en $340,000 mil pesos.

Si el lector considera el costo total de un automóvil eléctrico versus el ahorro de combustible, no resultará una propuesta tan “extrema”.  En un año, considerando un kilometraje de 20,000, el coche eléctrico ahorraría cerca de $17,000 mil pesos, pues cada recarga de batería tiene un costo promedio de $80 pesos.

A este ahorro se suman otras reducciones, como exención del pago de tenencia (con un costo de $499 pesos, si alcanzas subsidio) y verificación ($484 pesos).

Las energías renovables podrían ser otra alternativa para —por fin– dejar de depender de los combustibles fósiles. Especialistas sugieren el desarrollo de combustibles a partir de desechos orgánicos como la caña de azúcar.

Oxifuel , una subsidiaria de Grupo Báltico con operación en siete estados de México (Veracruz, Oaxaca, Estado de México, Morelos, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla) se postula como una opción para combatir el alza de la gasolina, al ofrecer un combustible mezclado con aditivo elaborado a partir de la caña de azúcar.

La compañía comercializa a $13 pesos la gasolina, y asegura que esta mezcla activa además el mercado agrícola mexicanano.

Se prevé que los precios del hidrocarburo obliguen, poco  a poco, a utilizar nuevas alternativas.

FUENTE: Net media

Author

admin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *