El día de hoy escribiré sobre un accesorio del nuevo Galaxy Samsung S8/S8+ el Samsung DeX, del smartphone solamente comento que se siente rápido y es esbelto, lo que no me gusta es que el lector de huella digital esté en la parte posterior al lado del lente de la cámara (pero bueno, el gusto se rompe en géneros, subgéneros y familias). El que tuve la oportunidad de probar es el Samsung Galaxy S8+. Para los que les interesan las especificaciones, pueden verlas aquí. Y las diferencias entre el S8 y el S8+, las pueden ver aquí.

Picture1 El Samsung DeX es un accesorio que permite conectar el S8/S8+ a un monitor, teclado y ratón para una experiencia de escritorio alimentada por tu teléfono.

Primero, no es la primera vez que alguien intenta este concepto, Motorola hace años lo intentó en un accesorio para su smartphone Atrix, Microsoft también lo ha intentado con la tecnología Continnum. Dado lo que ha pasado en el mercado con estas tecnologías, creo que no tengo mucho que agregar de ellas, salvo que necesitaban mejoras.

Ahora Samsung intenta hacer algo en este tema. La realidad es que es una propuesta complicada ya que por lo que cuesta el smartphone (aunque en algunas promociones nacionales están regalando el DeX), la realidad es que sale más económico comprar una laptop o un equipo de escritorio.

Pues bien, la experiencia de uso fue mejor de lo que esperaba, ya que francamente no esperaba nada (el DeX venía de regalo). Del DeX lo que me llamó la atención es el software que lo soporta (y que está en el smartphone), ya que al conectar el S8 al DeX la experiencia al usuario cambia de un smartphone a un escritorio. Sí, es cierto, al conectarlo, el encendido no es tan rápido como como cuando usas el smartphone, sin embargo, cuatro segundos no es mucho.

Las versiones de Word, Excel, PowerPoint y Outlook de Microsoft están optimizadas para la experiencia de escritorio, y la realidad es que me sorprendió que responden bien, así como el navegador de Internet de Samsung, el Chome también me funcionó, aunque por allí tuvo un “crash”.

La realidad es que no vas a comprar un smartphone para tener un escritorio basado en el smartphone, pero si vas a comprar un smartphone y de pilón puedes tener un escritorio, la cosa pudiera llegar a funcionar. Sobre todo, que un smartphone como el Samsung S8+ tiene el poder de cómputo que la NASA tenía en 1969 y así llegaron a la una.

Creo que todavía le falta al concepto, sin embargo, les soy sincero, me gustó lo que hicieron, le falta, sí, pero al día de hoy creo que es lo mejor que existe. En temas de usabilidad no soy experto y a lo mejor los expertos me dicen que todo el concepto no es usable y que por eso deberemos tener un smartphone, una laptop y un escritorio – cosa que duele mucho en la cartera. No lo dudo que los expertos tengan la razón (y que por eso es de poner un smartphone como laptop o escritorio no tiene futuro), pero he visto cosas menos usables que llegaron al “mainstream” (como cuando el iPhone salió al mercado no soportaba Copy-Paste ni apps, no estoy diciendo que esto sea un iPhone, que quede claro).

Siendo usuario de Apple, me da tristeza que, aunque la empresa de la manzana tenga USD$256 mil millones en el banco, no haya podido tener algo similar, pobres de sus accionistas. Tal vez considera que no lo necesitamos, tal vez su concepto es solamente que el iPhone sea iPhone y que la Mac sea Mac, pero creo que pudiéramos ver algo mejor. En fin, solo Apple sabe.

Eso sí, no vas andar moviéndote con tu S8-DeX y con tu teclado, pero en tu oficina puedes usarlo. Al menos para descansar de una pantalla más pequeña.

Sólo el tiempo dirá si este concepto avanza, de que existen cosas mejores que se pueden hacer, es claro (como el smartphone sea un teclado adicional o una pantalla, ya que cuando lo conectas al DeX se apaga la pantalla del smartphone), pero bueno, algo es algo dijo el calvo cuando un pelo le salió.

En otros temas, Microsoft lanza un concepto de laptop Surface, con Windows 10 S, que trata de hacer lo que el iPhone, las apps solo vienen de su tienda, ¿funcionará? Probablemente no y no porque sea mal hardware, sino porque la gente tiene ya muchas aplicaciones (y más las escuelas) y eso de que no las puedas usar con el SO que viene de fábrica, para algunos puede parecer un “big no-no”, aunque puedes moverte a Windows 10 Pro. El equipo está orientado, según esto, al mercado educativo, pero el precio y las especificaciones son muy atractivas, salvo el detalle del Windows 10 S y sus apps. Algo similar les pasó con el Windows RT, así que me temo que el Windows 10 S sea un “flop”. En fin, al menos siguen intentando cosas. Aunque recuerden que las Chromebook han dejado su marca en el sector educativo, así que solo los usuarios educativos saben,

Que tengan un muy buen día, disculpen que la edición del día de hoy haya salido muy larga, pero es que como quiera recolecté notas durante el día del trabajo, para festejarlo.

Que disfruten la vida, solo tenemos una. Buen día y resto de la semana.

David Treviño CITI Value in Real Time

DAVID TREVIÑO
Chief Technology Officer

Author

admin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *