Editorial

Primeras impresiones: iPad Pro. Probar antes de comprar o Comprar

Buenos días estimados lectores, espero estén bien. Este pasado martes me llegó el iPad Pro y he estado usándolo durante estos días. Quiero aclarar que los accesorios como el Apple Pencil y el Smart Keyboard me llegarán hasta diciembre, por lo que mi experiencia se limita al uso de la tableta como tableta.

Para los que no quieran seguir leyendo: ¿La recomiendo o no? Como tableta (más bien como cuaderno)  la recomiendo, como reemplazo de laptop todavía no.

Para los que siguieron leyendo, muchas gracias.

Lo que cubriré es mi experiencia de uso, si quieren ver las especificaciones completas del dispositivo pueden hacerlo aquí: http://www.apple.com/ipad-pro/specs/ o aquí: http://www.gsmarena.com/apple_ipad_pro-7562.php

Los puntos favorables:

  • Es bastante rápida (Procesador A9X, aproximadamente 1.8 veces el rendimiento del A8X -SIngle Core Geekbench 3 – y el doble del rendimiento gráfico que el iPad Air 2).
  • Es ligera (723 gramos) para un dispositivo con pantalla de 12.9 pulgadas.
  • Tiene un excelente sonido.
  • Muy buena resolución (2732 X 2048), pantalla retina de 12.9”.
  • De las pocas tabletas que traen soporte LTE (datos celulares).
  • La vida de la batería es de 10 horas.

Los puntos desfavorables:

  • No utiliza la tecnología Touch ID más reciente.
  • No cuenta con 3D Touch.
  • Alcance de iOS para la multitarea es limitado.

Para los 2 primeros temas desfavorables mi explicación es que el iPad ya se venía cocinando desde antes del iPhone 6S y 6S Plus por lo que los componentes no son los más recientes. También creo que es porque algo necesitaban dejar para el siguiente modelo.

El equipo me pareció un excelente centro de medios digitales, su característica de video flotante (o Picture in Picture Video) la hace muy interesante para todo lo que tiene que ver con apps de “streaming” mientras se realiza otra actividad adicional, además de que mejoró la calidad del sonido. Recordemos que ahora los jóvenes les gusta mucho el “multitasking”.

Para substitución de un equipo laptop, en este momento no veo que Apple haya diseñado el iPad Pro para este fin.

Para trabajar, que esa es la idea que el nombre “Pro” le podría inspirar al iPad, en este momento sólo para correo electrónico, redes sociales, escribir documentos y hojas electrónicas de cálculo sencillas, ya con el Apple Pencil lo veo para para dibujo a mano libre, como una excelente solución para un cuaderno de a deberas, para aplicaciones CAD también la veo excelente, pero todavía no lo veo para hojas electrónicas de cálculo complejas (al menos con Excel, aunque Numbers se me hace más sencillo de usar). Claro que para alguien que ya solo usa la tableta, el nuevo teclado virtual con el que cuenta hace que sea más sencilla la escritura, por lo que les gustará.

Para mí la flexibilidad que te ofrece el LTE es una de las características que más me atraen del iPad y claro que del iPad Pro.

El uso de las hojas electrónicas de cálculo está muy ligado al paradigma del ratón, en mi opinión. Habrá que ver si el Apple Pencil o el Smart Keyboard ayudan en algo. Definitivamente el iPad Pro no está en este momento para reemplazar a la laptop, pero si ya utilizas como profesional el iPad para actividades de trabajo creo que el iPad Pro es un excelente “upgrade”. Sin embargo las líneas MacBook y MacBook Air de Apple hace más sentido para cómputo general.

Para alguien que nunca ha tenido una computadora, el iPad Pro consideró que ofrece las ventajas y usabilidad para que no necesites una computadora, y su tamaño es una muy buena opción para los que ya tenemos algunos problemas en la vista.

No me gustó que no incluyeran la tecnología más reciente como Touch ID o Force Touch ya que esto abre la puerta a un modelo iPad Pro 2 y dada lo bien construido del dispositivo dudo que pueda comprar la siguiente versión antes de 2 años.

En resumen, la experiencia de uso es la que estamos acostumbrados, es un equipo poderoso, pero definitivamente es un paradigma diferente a la laptop por lo que no la veo sustituyendolas, sino como complemento, al menos no en este momento y tal vez nunca, ya que en la historia de la computación (al menos de los 60’s a la fecha), las nuevas tecnologías en cómputo nunca han eliminado a las generaciones anteriores, por ejemplo todavía existen “mainframes”, claro en nichos, pero ahí siguen, así como todavía existen equipos de escritorio (claro en la forma de “all in one”) y  las laptops no las han sustituido completamente.

Así que el mundo de la tecnología no se hace más simple, sino con más dispositivos y eso lo hace más interesante. Aunque en el pasado ya había tratado de editar el BitCasting en un iPad, esta es la primera ocasión en que me sentí productivo al hacerlo, aunque las apps que utilizo no soportan todavía “split view” el cambio de contexto es lo bastante rápido en el iPad Pro que pude editar y agregar contenido al Bitcasting.

En el contexto empresarial, uno de los mercados que los medios han señalado como meta, el tema está no en el hardware, sino en las apps. Pude acceder al ERP que usamos en la empresa mediante nuestro VPN y el navegador que soporta el ERP (Firefox), claro que es cuestión de acostumbrarse (de hecho el ERP que usamos no soporta bien los navegadores, tema que me desagrada mucho, pero bueno, esa es otra historia), de hecho el mismo reto de usabilidad del ERP lo he tenido con la Surface Book y la Surface Pro 3, por lo que el tema no está en el dispositivo, sino en la usabilidad del ERP (el software empresarial ya necesita un cambio de paradigma en usabilidad).

Mi “tip of the hat” para Microsoft ya que tanto Skype como Outlook soportan “split view”. “Wag of the finger” para Google ya que Google Drive y Google Docs no lo soportan.

Eso sí, aunque es Pro, no es para el profesional que desarrolla software, aunque llegará el día en que sí se podrá desarrollar software para la nube en el ipad Pro.

Lo que he experimentado hasta el momento es que el enfoque de Apple con el iPad Pro es totalmente diferente al de Microsoft con la Surface Pro 4, la primera construye sobre las ventajas de la tableta, la otra construye sobre Windows (el “core competence” de Microsoft). La primera tiene 800,000 apps, la segunda, bueno, tiene las de la PC. Eso sí a muchas apps para iOS les falta ser optimizadas para la pantalla más grande y el “split view“ del iPad Pro. También es necesario considerar que una cosa es Mac OS X y otra muy diferente es iOS y dudo que Apple haga un dispositivo convergente entre las dos plataformas, al menos no en este momento.

¿La recomiendo o no?

Esperaré a que me llegue el Smart Keyboard y el Apple Pencil para emitir mi recomendación final como alternativa a la laptop, ya que en este momento mi postura es que antes de comprarla para ese fin mejor vayan a una tienda (o le pidan a un amigo) que la tenga y la usen un rato para ver si va con su personalidad digital, sin embargo si lo que necesitan en este momento es una laptop de Apple, creo que deben irse por la laptop.

Si lo que buscan es una tableta, aunque esta es de pantalla grande y muy grande, el iPad Pro es una muy buena tableta (con una pantalla muy grande, si, quiero dejar claro que tiene pantalla grande) y claro que la recomiendo como tableta, su pantalla hace la diferencia, ahora si es un cuaderno y para muchos será su mejor “cuaderno”.

Cabe mencionar que ya he utilizado tabletas de pantalla grande como la Galaxy Tab Pro 12.2 y la Surface Pro 3 y no me convencieron para sustituir una laptop, ni como tabletas, ya que mover los píxeles en una pantalla grande a buena velocidad y sin consumir tanta energía tiene su chiste y por lo visto Apple ya encontró cómo hacerlo. Para dibujar me queda claro que el Apple Pencil hará la diferencia.

A nivel usabilidad considero que el iPad Pro construye sobre el legado del iPad y hasta el momento se siente excelente. El reto, al final del día, somos nosotros mismos y nuestros paradigmas.

Que tengan un muy buen día y un excelente fin de semana.

David Treviño CITI Value in Real Time

DAVID TREVIÑO
Chief Technology Officer

Author

admin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *