Pues las noticias sobre la expansión del coronavirus no han sido muy positivas y aunque si revisamos los números relacionados con el bicho este, las cosas pudieran no verse tan mal con la frialdad de estos, la realidad es que los sistemas de salud nacionales alrededor del mundo pueden verse colapsados muy rápidamente, es por ello que ha surgido el concepto de “flatten the curve” basado en el distanciamiento social . Esta pandemia no va a acabar con la especie, pero algunos probablemente no la sobrevivamos y lo que tenemos que hacer es proteger los sistemas de salud para que no se colapsen. 

Y no se diga la manera en que han respondido las bolsas de valores respecto a la posibilidad real de una recesión. Conviene dar una leía al tema de “behavioral economics” ya que en estas fechas es algo de mucha actualidad. Y un ejemplo práctico de este comportamiento poco racional está en como las ventas de papel higiénico han crecido, aunque no sirva para responder a la contingencia y que es un producto que en casi todos los papeles es fabricado localmente.

Esperemos la calma impere y aprovechemos las oportunidades que la tecnología nos ofrece hoy en día para poder interactuar y seguir trabajando aunque mantengamos un distanciamiento social, aunque no virtual. El ser humano es un animal social, ese es el principal reto. “A lo único que tenemos que temer es al temor mismo”.

El reto será que la infraestructura de internet pueda soportar la carga que estas actividades pueden generar, además de lo que el entretemiento digital representa en carga para la red, ya que durante las crisis el uso de la red para el entretenimiento aumenta, sobre todo por el tema del trabajo remoto, ya que mientras la raza trabaja desde su casa, no le cuesta trabajo tener su peliculita de Netflix abierta también.

En estás épocas sale lo mejor y lo peor de nosotros los humanos. Les recomiendo conservar la calma, lavarse las manos frecuentemente y no tocarse la cara (esto en particular es bastante difícil, pero vale la pena el esfuerzo). Además de no asistir a lugares con más de 10 personas, no saludar de mano, dar besos o abrazos. Nuestro sistema de salud se los agradecerá, así como los grupos más vulnerables a esta amenaza. Es decir, el cuidarnos es cuidar a todos los demás, estamos todos en el mismo barco y todo tiene consecuencias. Tratemos de tener empatía. 

No me extenderé mucho ya que he encontrado pocas buenas noticias, las que encontré casi todas están relacionadas en temas de tecnología y coronavirus. Sin embargo creo en los especialistas y en los científicos que en nuestro país están viendo este tema y soy de la idea que ya sea el tratamiento o la vacuna para este bicho se encontrará en tiempo récord, todo producto de lo que hemos aprendido en el pasado con otras pandemias, ya que esta ni es la primera ni será la última.

Les prometo ya no tocar este tema por algún tiempo. 

Que disfruten de un excelente miércoles y cuídense. 

Photo by Yannes Kiefer on Unsplash

Author

David Treviño

Chief Technology Officer at CITI Value in Real Time.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *