Números Comentario Editorial

Más pronto cae un hablador que un cojo, dicen, lo digo por lo que prometí la semana pasada y que no cumpliré, no hablar sobre la pandemia. Una disculpa y los que gusten pueden saltar hasta donde dice “Disfruten de un excelente miércoles y de su aislamiento”.

Escribo esto desde mi aislamiento, mismo que inicié desde el 17 de marzo del 2020, no por tener el SARS-CoV-2, sino por que la empresa en la que trabajo implementó la práctica de trabajo remoto para los grupos más vulnerables y que a partir del 23 de marzo se expandió. La realidad es que soy afortunado de poder realizar mis actividades de manera digital, cosa a la que estoy acostumbrado ya que realicé mis actividades de manera remota por espacio de un año, de junio de 1997 a mayo de 1998. Si bien es cierto que el bicho no nos matará a todos (aunque sí a algunos) la economía sufrirá pero se recuperará. Pero conviene ser creativos para apoyar a las pequeñas empresas (por ejemplo comprando servicios – peluquería, dentista – por anticipado, convenciendo que te vendan certificados de comida aunque no la lleves hoy, pedir a domicilio de negocios locales, etc), ya que en nuestro país son un motor de la economía (ver la gráfica 4.1). Y si van a compartir algo en medios sociales, les pido que sea algo positivo ya que la salud mental también es importante, sobre todo en esta época y si puedes aprende a meditar.

Algunos consejos para el trabajo remoto que parten de la experiencia propia: Ten un horario, define un lugar de trabajo en tu casa, arréglate como si fueras a ir a trabajar, define prioridades, comunícate con el resto de tu equipo, platica con la familia sobre la situación, los equipos con los que trabajas en muchos casos son propiedad de la empresa se responsable con ellos y cuida la información de la empresa.  Claro que si su empresa tiene lineamientos para teletrabajo, pues sígalos.

Soy optimista, ya que ahora tenemos más formas de interactuar y trabajar de manera remota, sin embargo no todos somos así de afortunados y mi agradecimiento a los que realizan actividades esenciales en el sector privado, público y social, y que tienen que asistir a sus lugares de trabajo. Tenemos un verdadero reto para nuestro país y nuestra economía, la tecnología y su acceso a ella. En ocasiones ciertas situaciones son una espada de dos filos y así veo a esta pandemia. Aunque cada vez existe más información y datos sobre este virus, no existe un esfuerzo global coordinado para poder llegar a una solución de manera más rápida y eficiente (al menos no lo veo así). Google por ejemplo ha puesto para acceso libre un conjunto de datos sobre el coronavirus, esperemos se aproveche.

Sin embargo los esfuerzos de colaboración deben fortalecerse más. El impacto económico de esta pandemia será serio en la economía mundial y ya no digamos en la nuestra. Pronosticar hasta cuando tendremos que estar aislados no es tarea sencilla y mi pronóstico es que entraremos y saldremos varias veces de estas mitigaciones antes de que exista una vacuna o tratamiento efectivo contra el COVID-19 y el virus que lo ocasiona, el SARS-CoV-2. Hasta el momento el distanciamiento social y la higiene son las mejores herramientas que tenemos. Aunque ya varios países están utilizando información de ubicación para ver si en realidad nos estamos distanciando socialmente.

Los números hasta el momento no indican que vaya a acabar con la humanidad, pero si nos dicen que es muy contagioso y en un 5% de los casos se requerirá atención médica especializada de terapia intensiva. Los números son fríos, pero las decisiones sobre la vida o la muerte no. Y eso sí, la economía se recuperará, de eso no tengan duda.

Tenemos un gran reto por delante, tengo la esperanza de que estamos a la altura del mismo, aunque a veces lo dudo sobre todo cuándo entro a algunas redes sociales (cosa que les aconsejo no hagan, es decir, entrar a redes sociales). Respeto, más no pánico y a seguirle adelante (los que queden). A pesar de los medios sociales creo que en esta era estamos mejor equipados para salir adelante.

Pero también existen buenas noticias en esto, grupos de makers, ingenieros, entusiastas y organizaciones están haciendo diseños que dejan en fuente abierto para equipos necesarios en esta pandemia, tanto en el mundo, cómo en México. Un fuerte aplauso, esperemos las autoridades de este país y muchos otros aprovechen estos esfuerzos.

 Disfruten de un excelente miércoles y de su aislamiento.

BitCasting es posible gracias a Insight Level y CITI Value in Real Time.
El número del día de hoy es patrocinado por CoSpace

Photo by Mika Baumeister on Unsplash

Author

David Treviño

Chief Technology Officer at CITI Value in Real Time.

Comments (2)

  1. Humberto
    1 abril, 2020 Responder

    Los que podemos laborar desde el aislamiento, y hacer algo por los que están obligados a trabajar en el mundo real pero que se tienen que aislar debemos de hacerlo, sabias ideas David, te tomo la palabra, y por TRANSFER haré prepago de los servicios (corte de pelo, podólogo, dentista, etc) que no puedo acudir a recibirlos!

  2. TZD
    5 mayo, 2020 Responder

    Buena informacion
    Saludos

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *