Respaldos

Sí, esas cosas que todos sabemos que debemos tener, pero que no siempre le ponemos atención. No quiero ponerme como papá que recomienda a sus hijos: “no dejes de hacer respaldos mijo, no sabes lo que los necesitas hasta que los necesitas”.

La realidad es que en esta era tenemos una gran cantidad de opciones disponibles. Tenemos discos externos que podemos conseguir desde los MXN$895 pesos (es cosa de buscarle en Amazon México) con capacidades que hace algunos años nos parecerían exageradas. Claro que ahora tenemos mucho más almacenamiento que antes. No cesa de sorprenderme la cantidad de información que generamos y cómo esos últimos megas en el disco duro nos duran una eternidad y cómo al principio se consumen tan rápido. Pero bueno.

Por otra parte, tenemos a la nube y al almacenamiento en red (NAS). La realidad es que el respaldo de la información es la última línea de defensa en temas de seguridad. Es por lo que no podemos dejarlos en el olvido, más en esta época de amenazas como el “ransomware”.

Entiendo que no es algo que nos guste mucho, y más si seguimos la regla del 3-2-1 (3 respaldos, en 2 medios diferentes y 1 fuera de sitio), pero no dejaré de insistir en ellos.

Y a otra cosa, ya que de cosas que debemos hacer y no nos gusta hacer, tenemos suficiente.

Aunque no sé si las guerras comerciales sean un tema del que nos interese escuchar, sin embargo, la situación que existe entre los EE.UU. y China parece que seguirá escalando ya que el presidente Trump pidió al Representante Comercial de los EE.UU. que identifique más productos de China para llegar a USD$200 mil millones en aranceles.

Es sorprendente que vivimos en un mundo al revés (lo digo no tanto por el tema de las guerras comerciales sino cómo se está alabando a personalidades como Putin y al líder norcoreano del que no quiero mencionar su nombre, en fin. Así son los líderes que ahora parece que la humanidad gusta de seguir.

Y el separar a los hijos de los migrantes me parece, citando a los fundadores de Airbnb: “desalmadas, crueles, inmorales”. De hecho, Microsoft muestra también su consternación al respecto. Sobre el tema también dijo algo el director general de Cisco.

Pero bueno, por algo será que la satisfacción de los norteamericanos con la dirección que tiene su país alcanzó su punto más alto en 12 años de acuerdo a una encuesta de Gallup y no se diga de la popularidad de su presidente que está como cuando entró al puesto, lo interesante es que su nivel de desaprobación está en el punto más bajo de lo que va de su presidencia. Así es como cambian los pueblos. No me quiero imaginar lo que pasará con nosotros (pero lo puedo intuir en base a los sentimientos que veo en Facebook).

Tengo esperanza que sólo sea un tema que los titulares de este tipo son los que venden y que por eso hagan resonancia en esa caja de eco llamada Internet y eso me lleva a la propuesta de la Unión Europea para nuevas reglas sobre derechos de autor, mismas que podrían tener un impacto que se considera “devastador” en el internet que conocemos hoy en día.

No me quiero ver negativo, pero soy humano. Creo que tenemos que tener un poco más de optimismo (What?), la realidad es que las herramientas como Facebook, Twitter y ahora WhatsApp, son los nuevos depresivos de esta era digital.

Que tengan un muy buen miércoles.

“The world Breaks Everyone, and afterward, some are strong at the broken places”

 (El mundo rompe a todos, y luego, algunos son fuertes en los lugares rotos)

 Ernest Hemingway

Imagen de stocksnap.io

BitCasting es posible gracias a Insight Level y CITI Value in Real Time.

El número del día de hoy es patrocinado por CoSpace.

Author

admin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *