Realidad

La presión regulatoria crece para las grandes empresas del sector de tecnología. La confianza en el “don’t be evil” disminuye y el discurso para dividir a las grandes empresas de tecnología estará presente en los candidatos demócratas en la próxima carrera a la presidencia de los EE.UU. Desde mi perspectiva, la visión de estos políticos sobre la tecnología es equivocada.

El tema, al final del día, sigue siendo el mismo: oportunidades. El tema no es menor, sobre todo por que muchas economías globales consideran que el dominio en tecnologías emergentes como 5G, IA, vehículos autónomos; generará grandes beneficios económicos (y supuestamente grandes transformaciones en nuestras sociedades).

Sin embargo, el tema del consumo local, de fuentes locales, forma parte de la agenda de hoy en día. Y aunque no parezca, el que los pueblos “no se salgan del guacal” y eso llevará presiones al tema de internet y la libertad de expresión (pero ese es otro tema. O como diría otro, “no es tema”.

No soy experto en temas competitivos, pero lo que he visto a lo largo de mi vida es que, como muchas otras cosas, el tema se mueve como un péndulo. Ahora bien, cuando los inversionistas ponen dinero en las empresas emergentes, lo que esperan algunos es que logre desarrollar un dominio en la actividad que realizan.

La principal preocupación de algunas economías está en cómo lograr que los puestos de trabajo no sean “migrables” fácilmente. Sin embargo, una de las transformaciones (y no la cuarta) que ha logrado Internet es que vivamos en una aldea global, en donde el consumo local se realiza, pero de fuentes globales. Así que una cosa es lo que desean las naciones y otra la realidad que se vive.

El web, que por cierto, en este mes se celebran 30 años de que Tim Berners-Lee realizó la propuesta en CERN para el www ha permitido muchas cosas. Desde lo bueno, hasta lo malo. Desde la oportunidad de aprender a distancia, como la “oportunidad” de estar desinformado. La naturaleza “disruptiva” de internet ha dejado huella en las sociedades y no solo las más avanzadas. No ha sido un camino sencillo, recuerdo cuando hace 25 años presenté a un ejecutivo la idea de desarrollar aplicaciones sobre el web y le parecía que eso no prosperaría, en ese entonces me dijo algo como. ¿Quién querría usar una aplicación en donde los datos pudieran ser llenados en páginas de longitud variable?”. En fin, eran otros tiempos, pero al final del día la entrega de aplicaciones al escritorio se transformó con el web.

El avance tecnológico conlleva una serie de retos para nuestras sociedades. Ojalá nos permitieran que tratemos con respeto a todos los seres humanos. Que escuchemos desde los niños, hasta los ancianos, a todos con el mismo respeto. Que mejoremos el bienestar de las sociedades. Pero para eso tenemos que transformar nuestros comportamientos y actitudes.

No podemos dejar a un lado el entender nuestros sesgos cognitivos, producto de miles de años de evolución, lo cual no es un tema menor y requiere salir de las respuestas automáticas a los impulsos.

Otro tema regulatorio que empieza a surgir es el de IoT, en donde la privacidad y un marco de seguridad parecen ser necesarios. Veremos que pasa. En este caso la regulación está orientada a los equipos que compra el gobierno federal norteamericano.

En fin, estamos en una etapa donde la tecnología recibirá presiones de los gobiernos. Espero que seamos lo suficientemente sabios, para escuchar a personas inteligentes y dejar a un lado las percepciones y basar nuestras decisiones en datos.

Aunque la realidad, desde el punto de vista de la mecánica cuántica podría permitir que dos observadores la experimenten de manera diferente y conflictiva. En el caso del espacio-tiempo en base a la teoría especial de la relatividad el paso del tiempo ya es percibido de manera diferente dependiendo de donde se encuentre el observador, así que no debería sorprendernos.

Y Facebook parece que ya empieza a sentir el impacto de los temas de privacidad, no sólo por el abandono de usuarios norteamericanos de la plataforma (estimado en 15 millones de deserciones), sino a que los usuarios están disminuyendo el tiempo que pasan en ella, un 10% menos por persona. Claro que herramientas como WhatsApp son ahora el objetivo de la atención de los usuarios.

Que disfruten de un excelente miércoles. El próximo lunes 18 de marzo de 2019 no tendremos edición de BitCasting.

BitCasting es posible gracias a Insight Level y CITI Value in Real Time.
El número del día de hoy es patrocinado por CoSpace.

Imagen de stocksnap.io

Author

admin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *