El día de hoy el editorial será breve ya que la inspiración simplemente no llegó, la esperaba con paciencia y muy animado, pero simplemente decidió no presentarse, así que una disculpa a mis tres lectores (y sí, son tres), pero como quiera me anima a preparar esta publicación (aunque cada vez se reduce el ánimo más, a de ser la edad). 

A partir de este pasado lunes agregué la sección de Videojuegos, espero le sirva a los que son fans de estos. Me gustaría escuchar sus comentarios al respecto en el blog donde aparece esta publicación.

El tema del coronavirus sigue y como diría “Don Teofilito” seguirá por algún tiempo. Así que a esperar no sea apocalíptico y a prepararnos para que no lo sea, soy de la idea que eso está en nuestras manos. Ya Italia restringió el movimiento de ciudadanos y tomó medidas para evitar eventos multitudinarios, lo de evitar reuniones también se hizo en Nueva York, además de que se estableció una zona de contención de 1 milla en New Rochelle, suburbio de Nueva York. Creo que deberíamos estar atentos a estas acciones y aunque creo que se debe mantener la calma y que no cunda el pánico, sí tenemos que estar preparados para todo.  Aunque la realidad sea que no estamos preparados, aunque existen algunos recursos para ello. Mi recomendación para las empresas es trabajar en planes de continuidad del negocio y teletrabajo. Lo que es un hecho es que las noticias respecto al brote, sobre todo en temas de tecnología, están creciendo más rápido y esto puede no generar la mejor expectativa.

Claro que las teorías de conspiración sobre esta nueva amenaza viral siguen en auge y por más que los medios sociales hacen algo por evitar que se diseminen, estas lo hacen más rápido que el propio virus (sí, ya sé que parezco disco rayado). Creo que lo más complicado de detener es lo que circula por WhatsApp, pero el que puede hacerlo es uno mismo, así que a pensar bien antes de dar “forward”.   

A las bolsas del mundo no les gusta mucho la incertidumbre (y tampoco que caiga el precio del petróleo) y parece que al peso mexicano tampoco, por lo que este lunes tuvieron un golpe (que el martes parece se recuperaron de él un poco), el precio de las acciones de las empresas de tecnología también bajó. Soy de la idea de que ya era tiempo de una corrección en el mercado. Sin embargo seguirá existiendo volatilidad hasta que se tenga más información del impacto del coronavirus en la economía y sobre el virus mismo, no digamos una vacuna o tratamiento exitoso al COVID-19.

Eso sí, la economía ya está sufriendo un golpe, afortunadamente tenemos a Internet, sistemas remotos y nuevas tecnologías virtuales que nos pueden ayudar a mantener la interacción en caso de que sea necesario tomar medidas más difíciles, ya que a como veo otras regiones, así pienso que nos veremos (ni modo, así me modeló el cerebro trabajar mucho tiempo en soporte técnico y en seguridad de información). El reto es que en nuestro país la brecha digital y de comunicaciones no permitiría que todos nuestros ciudadanos tuvieran el acceso a estas herramientas virtuales. Así que a lavarse las manos a cada rato y si nos enfermamos a ponernos en aislamiento (sí, parezco disco rayado).

Que disfruten de un excelente miércoles y a lavarse las manos frecuentemente al menos por 20 segundos, evitar aglomeraciones y si estás enfermo ir al Dr. y mantener aislamiento. 

Photo by NeONBRAND on Unsplash

Author

David Treviño

Chief Technology Officer at CITI Value in Real Time.

Comment (1)

  1. TZD
    13 marzo, 2020 Responder

    Pues ya sera un lector mas…

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *