irracionales

Aunque no soy especialista en el tema, uno de mis pasatiempos ha sido leer sobre Economía Conductual (“Behavioral Economics”). Esta semana el Dr. Richard Thaler, de la Booth School of Business de la Universidad de Chicago recibió el Premio Nobel de Economía por su trabajo en el área.

Para el gran público el trabajo de este señor puede no ser muy conocido (aunque si vieron la película The Big Short podrán haberlo visto en un cameo junto a la actriz Selena Gomez en una breve explicación sobre el colapso de la burbuja crediticia e hipotecaria del 2008).

Me van a preguntar que tiene que ver con esto de la economía conductual con la tecnología. La realidad es que directamente nada. Pero la podemos relacionar con los temas de toma de decisiones que de alguna manera influyen en las tecnologías que usamos. Y claro, que también en general en todas las decisiones.

Otro que trabajó sobre el tema de los sesgos cognitivos es el también premio Nobel Daniel Kahneman, por su trabajo en este mismo tema. Kahneman, es el autor del libro Thinking, Fast and Slow.

El mensaje sencillo de la teoría de Economía Conductual es que NO debemos asumir que la racionalidad humana prevalece en las decisiones económicas (yo voy más allá). Diversos temas como los psicológicos, sociales, cognitivos y emocionales de los individuos e instituciones son los que afectan las decisiones económicas.

De hecho, mi teoría es que gran parte de lo que sucede actualmente en nuestro mundo tiene que ver con factores de comportamiento y nada con la racionalidad.

Esto mismo aplica en temas de seguridad de información ya que existe un concepto llamado tolerancia al riesgo y en muchos casos esto influye en las tecnologías que compramos y la forma en que vemos las soluciones de seguridad de información.

Es decir, queremos que una caja mágica nos resuelva todo el conjunto de tecnologías y falta de conciencia y educación en el tema que existen, en muchos casos influidas por la prisa en sacar al mercado nuevas soluciones sin pensar y resolver las fallas para luego no enfrentarnos a tragedias. Recordemos que la complejidad es el peor enemigo de la seguridad.

A nivel personal, conviene recordar esto de los sesgos cognitivos en estas fechas ya que nos enfrentamos a nuevos dispositivos que salen al mercado.

A nivel empresarial, también debemos recordarlo (dicen que en Google en las sesiones donde se toman decisiones al principio de la misma se repasan los principales sesgos cognitivos), como ejemplo de toma de decisiones, esta misma semana uno de los VP’s de Microsoft dijo que Windows Mobile ya es cosa del pasado y que la empresa ya no está haciendo nada allí, ¿Cómo es que algún día decidieron gastar miles de millones de dólares en este tema? Pero bueno, al menos no siguieron escalando el compromiso (es un sesgo cognitivo).

Otro fenómeno en donde esto incide también, es decir, las ciencias del comportamiento humano, es el de las redes sociales (aka Facebook y WhatsApp). Mucho de lo que sucede actualmente está relacionado con ellas y con la ubicuidad de la tecnología. Así que a reflexionar bien sobre estos temas y en general a dedicar tiempo para reflexionar.

Como ejemplo de todo esto de la irracionalidad, ayer las acciones de Apple aumentaron USD$2 ante una noticia falsa de que Google estaba comprando a Apple por USD$9,000 millones y que esto estaba en el testamento de Steve Jobs.

Y no quiero seguir con temas como la inteligencia emocional y la inteligencia social porque entonces aquellos que quieren creer que somos seres racionales entrarán en crisis existencial.

Que tengan un muy buen día.

Imagen de siguemisfondos

Author

admin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *