iniciativas

En esta semana en los medios digitales de los interwebs se vuelve a tocar el tema de que las grandes empresas de tecnología le están apostando al tema de los chips para IA. El nuevo que se mete al ruedo es ARM, quien dicen llevó lo “smart” a los “smartphones”. Ya en el pasado esto lo percibí como tendencia. La realidad es que todavía nos falta tramo por caminar. Sin embargo, los avances en el tema continúan. Para nuestro país el tema de los chips de IA es algo complicado, esperemos que al menos aprendamos cómo programarlos, ya que si nos tardamos un software de IA probablemente lo haga por nosotros.

Seguimos con los temas de autonomía y automatización, sin embargo, en el caso de los automóviles los intereses de los usuarios (de acuerdo con un estudio de tendencias de Google) para sus vehículos van desde cómo mejorar la experiencia a sus mascotas (norteamericanos) al radio digital (alemanes) o como pasar el tiempo mejor (japoneses).  El tema de la “electrificación” y la autonomía parece ser de mayor importancia para los fabricantes, algo habrán visto (y no me refiero a que se hayan enamorado del Tesla). Sueño en el día que tengamos vehículos autónomos, sólo espero que no pasen más de mil años.

Y en nuestro querido terruño regio, este viernes se colocará la primera piedra de Lab 4.0 (Lab Industria 4.0) en la U-ERRE, el cual busca ser una plataforma para el desarrollo del talento, integración tecnológica de soluciones inteligentes basadas en internet de las cosas y big data. Es un esfuerzo conjunto de CANIETI, MIMEC y U-ERRE, con apoyos federales y supongo que estatales. Mis opiniones al respecto del proyecto de Industria 4.0 del estado de Nuevo León las guardaré en un cajoncito.

Ayer me pasé buscando información para documentar la historia (o más bien la prehistoria) del Internet en México, que, aunque la viví junto con varios amigos con los que mantengo contacto, nunca la recordamos bien, Los antecedentes tienen dos perspectivas, la del norte y la del centro (lo que me lleva a pensar que 30 años después seguimos igual).

La que a mí me tocó vivir fue la del norte. Y todo se resume a que en 1988 (en algún lugar entre agosto y noviembre, documentado en medios públicos el 19 diciembre de 1988) el ITESM, Campus Monterrey, se conectó a THENET (Texas Higher Education Network) que formaba parte de Internet y todo empezó allí. Claro, falta encontrar la fecha exacta cuando se puso TCP/IP en los mainframes y aunque yo coordinaba el soporte a los mainframes de esa institución en esas fechas mi memoria ya no da.

De lo que recuerdo, me parece que en octubre de 1988, Daniel Trujillo y un servidor acompañándolo fuimos al SRI (en San Pancho California y que en ese entonces hospedaba a InterNIC) para unos temas de direcciones y dominios de internet (según mi memoria) ya que el ITESM quería estar allí. De todo eso ya fueron muchos años.

No sé por qué a los seres humanos nos gusta ponerle una fecha exacta a todo. Siendo que para que algo suceda en una fecha en particular, un montón de cosas previas deben de haber sucedido antes (como por ejemplo soportar TCP/IP, tener equipos con tecnología basada en sistemas abiertos y un montón de cosas más).

Que disfruten de un buen día.

Author

admin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *