Editorial Tecnología

Entre nubes, “flash” y almacenamiento

Esta semana Pure Storage anunció su nueva unidad de almacenamiento FlashBlade y esto me puso a pensar en que el futuro del almacenamiento es el SSD (Solid State Disk) y el SDS (Software Defined Storage). El tema del “flash” ya lo abordé en algún editorial pasado pero desde la perspectiva de los sistemas operativos y los retos de transformación (o falta de ella) a los que se enfrentan.

Los dos motores principales a mi juicio para la industria del almacenamiento son el reducir el espacio físico que ocupan las soluciones de almacenamiento (como poner más Teras por metro cuadrado) y el consumo de potencia (como almacenar más gigas por menos watts).

Los principales consumidores de las soluciones de almacenamiento a gran escala son los centros de datos, servicios de nube y los operadores de comunicaciones, quienes son los que almacenan la gran cantidad de información que generamos diariamente y con la llegada de video personalizado, es claro que la industria del almacenamiento seguirá en crecimiento. Sin embargo no solo son las empresas de nube y medios sociales, sino también los mismos minoristas, la industria de la salud, educación y manufactura son los que seguirán generando cada vez más contenido, mismo que se deberá almacenar (ya sea en sitio, en la nube o en algún centro de datos externo).

IBM estima que para el 2020 sólo los dispositivos móviles generarán unos 44 Zettabytes – o ZB (44 seguido por 21 ceros o para aquellos que les gustan estas unidades: algo así como 44 mil millones de terabytes, 44 trillones de gigabytes, 44 millones de petabytes o 4000 exabytes). En el 2013 se estimaba que los datos generados a nivel mundial alcanzarían los 4 Zettabytes. Esta cantidad de información representa una gran cantidad de retos y el mundo seguirá demandando almacenamiento, sobre todo los proveedores de nube, comunicaciones y proveedores de servicios como Netflix, Facebook, Twitter, WhatsApp y similares. Pero otros factores serán el de los analíticos y el Big Data, así como los de Inteligencia Artificial.

Ahora bien, cuando hablo de almacenamiento no sólo me refiero solamente a las soluciones masivas cuya única función es almacenar información, sino también a las tecnologías emergentes hyperconvergentes, como la conocida como “Software Defined Storage” en donde el almacenamiento se encuentra distribuido en “hardware commodity” y que empresas como Nutanix, Nexenta y Scality ofrecen al mercado, sobre todo a aquellos que quieren tener sus nubes.

La idea es poder contar con almacenamiento distribuido utilizando equipo de bajo costo en donde podamos administrar y aprovisionar de manera sencilla y eficiente los servidores que tendrán el almacenamiento, pero no solo queda en el almacenamiento, sino también el poder de cómputo y servicios, la búsqueda, acceso y análisis de dicha información.

En resumen, estamos en la infancia respecto a los volúmenes de información que manejaremos en un futuro no tan lejano.

Que tengan un muy buen día.

David Treviño CITI Value in Real Time

DAVID TREVIÑO
Chief Technology Officer

Author

admin

Comments (2)

  1. José Luis Calderón Vélez
    16 marzo, 2016 Responder

    Completamente de acuerdo David; añadiría como un tercer motor, la relevancia creciente del alto desempeño y baja latencia en industrias como la financiera, condición que en conjunto con propuestas comerciales innovadoras y actuales por parte de los fabricantes, sustente la innovación de servicios financieros y experiencia de usuarios en los nuevos niveles de competencia.

    Coincidentemente este fue el tema en una charla reciente que tuve, con un gran amigo, durante una cena el pasado lunes.

    Saludos estimado David a ti y tus lectores.

    JLCV

    • David Treviño
      18 marzo, 2016 Responder

      Gracias José Luis por tu aportación para el editorial. Un abrazo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *