enfrentamientos

Primero que todo, que tengan un muy buen día. Ahora sí a darle a los “bititos”
(algún día les contaré acerca de los bititos):

Por una parte leo que la tecnología podría estar amenazando a la democracia “debido a las noticias falsas, hackeo de elecciones y la estridente cacofonía que domina los medios sociales, se siente como si la tecnología es más probable que destruya la política que el que la salve”. ¿Serán buenas o malas noticias?

Luego leo algo en un editorial de un periódico local (Lucrecia Lozano: Hace falta la ciencia) que confirma que las cosas no andan muy bien: “En un mundo en el que la desconfianza de los ciudadanos hacia la democracia crece alimentada por las noticias falsas, también se acrecienta la distancia entre la gente común y la ciencia” (las negritas son mías).

Y me queda claro que algo no hemos hecho bien los amantes de la tecnología, los promotores de esta, aquellos que la vivimos todos los días o probablemente lo hemos hecho tan bien que hemos generado una nueva disrupción en la democracia y en la ciencia. Tal vez sean los signos de estos tiempos, o como escribió ayer Roger Bartra en elnorte.com se ha encontrado un “nuevo equivalente moral a la democracia política para apuntalar la legitimidad de los nuevos autoritarismos”.

La realidad es que no me pondré a escarbarle más al asunto, ya que vivimos en un mundo en donde la opinión y la percepción me parece que son más importantes que los hechos y la ciencia (y si no, díganlo las consultas populares). Simplemente volveré a dejar la liga de lo que mencioné en el párrafo previo: “Equivalentes Morales” de Roger Bartra y que me ayuda a explicar y dar sentido a lo que está sucediendo actualmente.

Por otra leo esto, “Gartner predice que la IA democratizada será una de las tendencias que dará forma a la tecnología del futuro. Gartner dice que la computación en la nube, los proyectos de código abierto y la comunidad ‘maker’ harán que la IA esté disponible para todos” y reviso este editorial en El Economista: “A México le faltan mates y filosofía para triunfar en inteligencia artificial” y me queda claro que el reto está extremadamente interesante.

Aunque Gartner no es mi devoción, probablemente tenga algo de razón. Ya que, si no se democratiza la IA, estaremos en una seria desventaja, a menos que nos pongamos las pilas estudiando y dándole duro a las matemáticas, a la ciencia y a la filosofía; y no solamente a la tecnología.

Hablando de tecnología y de IA, ayer se anunció una inversión en Anaconda, una muy popular plataforma de ciencia de datos para Python y utilizada a nivel corporativo en bancos como HSBC, JPMorgan Chase y Barclays, además de fabricantes como BMW, Jeep y Samsung. Por cierto, muy interesante el curso interno sobre ciencia de datos que nos han estado dando en la empresa. Allí conocí a Anaconda y a Python.

Y como dicen que dijo Einstein (aunque en esta era podemos dudar que lo haya dicho): “Si una idea no es absurda al principio, entonces no existe esperanza para ella”, no me queda duda de que el Sr Elon Musk debería darle una pensada: “Dear Elon: Ask Apple or Google to acquire Tesla”

Que tengan un muy reflexivo, naturalmente inteligente, científico y fenomenal miércoles.

BitCasting es posible gracias a Insight Level y CITI Value in Real Time.

El número del día de hoy es patrocinado por CoSpace.

Imagen de stocksnap.io

Author

admin

Comment (1)

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *