En mercadotecnia de servicios hablamos de las 4 P’s, que en inglés son: Product (Producto), Place (ubicación), Price (Precio) y Promotion (Promoción).

Si hablamos de mercadotecnia de servicio se agregan a estas 4 P’s en inglés otras 3 P’s: People (Personas), Process (Proceso) y Physical Evidence (Evidencia Física del servicio).

Cuando hablamos de seguridad de información también usamos 3 P’s en inglés: Process (Proceso), Products (Productos o tecnología) y People (Personas).

En manufactura hablamos de 4 P’s: Product (Producto), Process (Proceso), People (Personas) y Promotion (Promoción).

En manufactura esbelta (lean manufacturing) hablamos de 5 P’s: Purpose (Propósito), Process (Proceso), People (Gente), Platform (Plataforma) y Performance (Desempeño).

En administración de la producción hablamos de 5 P’s: Product (Producto), Plant (la planta), Process (Proceso), Programme (Programación de la producción) y People (Personas).

¿Porqué tantas P’s?, a mi juicio y sobre todo en temas de tecnología, la letra que debemos poner mayor importancia es la Q, vecina de la P. La Q es de Quality (Calidad).

Sin embargo, la calidad tiene muchas caras y está definida por el cliente, es por ello que todas las P’s que utilizamos nos permiten tratar de obtener un resultado que tenga una calidad predecible. Aunque la Q no la usemos específicamente, todas las P’s tratan de que la Q sea consistente.

En software, es mi opinión, creo que debemos entender todos los factores que contribuyen a tener un desarrollo y un producto de software de calidad, y es aquí en donde todavía tenemos mucho trabajo por hacer.

Como comenta en toda ocasión que he visto a Gerardo López, parece que nos hemos dado por vencidos en el tema de la calidad en el software. Coincido en que el reto es que tenemos que descubrir todavía los factores que inciden en el desarrollo de software de calidad y desarrollar un proceso que entendamos todos los participantes y que no se entienda como “burocracia”.

Para mí, la P que más importa es la de People. Debemos entender que es lo que el talento requiere para florecer y para producir soluciones de software de calidad y no solo en software sino en cualquier tema relacionado con el conocimiento. El talento y la creatividad también requieren de procesos que los apoyen.

Es mi impresión que nadie quiere entender esta P y mucho menos la P del proceso de desarrollo de software. Tenemos una gran oportunidad, pero tenemos que ponernos a trabajar en la tarea.

Y si considera que la industria en donde está su empresa no tiene porqué entender del software y menos de la gente, creo que su futuro es más incierto que los pronósticos y proyecciones (otras dos P’s, éstas en español) que tanto esmero y recursos dedica su empresa en generar con el fin de reducir la incertidumbre (lo cual al final del día sólo nos ayuda a que nuestros sesgos cognitivos estén tranquilos).

Sobre todo porque la P (en español) que más nos pega emocionalmente es la P de Perder y por esta P tomas muchos más riesgos que para ganar (“escalation of commitment”).

El tema que sigue influyendo en la Seguridad de Información es la calidad del software y mientras no ataquemos la causa raíz, tendremos resultados similares, claro que también muchas oportunidades en el área; en fin, el mal de unos, beneficio de otros. Aunque si pensamos de manera creativa a lo mejor ya es momento de pensar en que ya fuimos “hackeados” y no pensar en que no nos vayan a “hackear”. Un cambio de paradigma importante y que ahora está tomando fuerza.

Que tengan un muy buen día estimados lectores y espero no haberles movido las P’s (en español) conocidas como “el lugar donde la espalda pierde su honesto nombre”.

David Treviño CITI Value in Real Time

DAVID TREVIÑO
Chief Technology Officer

Author

admin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *