Amazon sigue creciendo en esta época y aparentemente no sucede lo mismo con todas las empresas del sector de comercio electrónico. Definitivamente las épocas cambian, Standard Oil se convirtió en monopolio con 1 solo producto, el petróleo, Amazon está en camino de convertirse en eso con aproximadamente 119 millones de productos que vende y unos 10 millones de ellos pueden ser entregados en un día. El tema revivirá la atención de las autoridades antimonopolio. Lo mismo pasará con Google, quienes posiblemente se enfrenten a acciones legales en este tema. 

Definitivamente esta pandemia ha sido una buena época para las grandes empresas de tecnología, quienes han logrado sortear el impacto de esta, hasta este momento. Debemos estudiar lo que ha pasado en este tema con el fin de seguir aprendiendo. Como leí por allí en un estudio titulado: “Más allá del Covid. Un futuro incierto” presentado por Lola MullenLowe: “No podemos predecir, pero podemos realizar hipótesis sobre los diferentes cambios sociales y culturales que podrían suceder después del fenómeno de Covid-19”.

Dentro del tema tecnológico preveo que todo lo que pueda ser activado e identificado por voz en el futuro, lo será, esto con el fin de reducir el contacto con superficies extrañas, no tanto por la superficie en sí, sino por el tema de a donde llevamos las manos después de tocar una superficie.

Por otra parte muchas empresas del sector de tecnología han acelerado sus planes para que el trabajo remoto sea parte del mundo normal, tal es el caso de Twitter y de Square, quienes anunciaron que ahora esa será su “nueva” normalidad. Otras empresas como Google, Facebook y Salesforce han decidido que continuarán con este esquema. 

El tema de las vacunas para SARS-CoV-2 sigue adelante, sin embargo, cómo calificó el director general de la farmacéutica Merk, el tener una vacuna en 12 a 18 meses se debe considerar como “muy agresivo“.

Al final del día debemos estar preparados para lo peor de la pandemia, que cómo dicen, está por venir. Recordemos que uno de los objetivos de la mitigación (quedarse en casa) es tener tiempo para preparar la infraestructura hospitalaria y otro el poder mantener un número manejable de casos, es decir, la pandemia seguirá y en Nuevo León al menos por lo que he leído y escuchado probablemente sea hasta septiembre u octubre que amainen los contagios. 

Con las medidas de sana distancia y aislamiento estamos protegiendo al sistema de salud y nos estamos protegiendo entre los mismos conciudadanos para que podamos contar con atención médica en caso necesario (para Covid-19 u otros padecimientos), pero el tema de pensar en el prójimo y en ser disciplinados parece que como sociedad no se nos dá fácilmente. 

Estas medidas no puede seguir indefinidamente, ni la economía ni el psique lo soportarán. Debemos estar preparados para que esto tenga crestas y valles, ya que preveo esto se convierta en una serie de aplicaciones de mitigaciones y relajamiento de estas de forma intercalada. No suena bonito, pero a veces las medicinas no saben bien.

Eso sí, hemos aprendido a vivir con muchos bichos que todavía no tienen vacuna y definitivamente nuestro sistema inmunológico es el que deberá protegernos (bueno, no a todos), sin embargo, tenemos que tratar de ayudarlo alimentándonos con una baja cantidad de carbohidratos y consumir grasas sanas (eso sí, deben de revisar con un nutriólogo esto ya que cada organismo en diferente). Lo que a uno le funciona a otro puede no funcionarle, lo que debemos estar conscientes es que somos lo que comemos. Por otra parte debemos proteger a los grupos vulnerables y sí, es cierto, no todos tenemos que estar recluidos, pero determinar quienes sí y quienes no pueden salir no es nada sencillo ya que el bicho aparentemente no respeta tampoco a los de supuesta buena salud. 

Las implicaciones de determinar en el lugar de trabajo quienes regresan y quienes no además de implicaciones en temas de privacidad, monitoreo de salud, medidas sanitarias, sana distancia, efectividad laboral, rastreo de contactos y pruebas tendrán otras que pueden llegar a temas sociales y culturales. 

Así que si antes la privacidad podría verse amenazada por la tecnología, ahora probablemente lo estará un poco más. En estas circunstancias por lo que he percibido algunos están dispuestos a dejar a un lado las libertades individuales y hasta me parece que algunos sectores de la población desearían el “toque de queda”, espero estar equivocado en mi apreciación.

Esperemos que las apps de rastreo de contactos se pongan en fuente abierto como la de Singapur y la que acaba India de poner en fuente abierto, al menos esto mantendrá la transparencia y puede ayudar a que las implementaciones puedan interoperar, ya que el mundo es uno y preveo que la movilidad entre países continue. Además espero que no se emule a China.

Para terminar espero que lo que hizo Twitter con los tuits de Trump (etiquetarlos como “potencialmente engañosos”), se convierta en una acción a nivel global, aunque Trump ya amenazó con regular o cerrar a las redes sociales ante esta acción de Twitter. En fin.

Que disfruten de un excelente miércoles

Photo by Dimitri Karastelev on Unsplash

Author

David Treviño

Chief Technology Officer at CITI Value in Real Time.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *