Pues Facebook ya está listo para aceptar 20 años de vigilancia en un posible acuerdo con la FTC por la forma en que ha manejado los datos de sus usuarios (ya se había hecho a la idea de pagar unos pocos miles de millones de dólares).

Y en otro continente, la Comisión de Competencia de la India ordena una investigación antimonopolio contra Google tras una queja de que el gigante de las búsquedas usó el sistema operativo Android para bloquear a sus competidores, así las cosas, el capitalismo de la vigilancia se enfrenta a retos.

Y ya al menos tres de los muchísimos contendientes a la candidatura demócrata para la elección presidencial (Biden, Warren y Harris) del 2020 en los EE.UU. (BTW: anticipo que Trump sea reelegido) traen el tema de dividir a Facebook, también para uno de los cofundadores, la empresa necesita ser dividida. Lo mismo opinan los que consideran que “Facebook es a la democracia lo que el fumar es a la salud”. Yo soy de la idea que se requiere algo más, ya que árbol que crece torcido nunca su tronco endereza.

En otro canal, pero del mismo Facebook, WhatsApp informó sobre una vulnerabilidad que ha sido explotada por NSO Group (de fama por Pegasus, tanto en México como en otros países) por lo que conviene actualizar la dichosa app (que para mi también se me hace dañina para la democracia), aunque para algunos el chat es una de las formas en que la tecnología nos ha hecho mejor al ser humano. En fin, lo que para uno es un tesoro, para otro es … (use su palabra favorita).

Por otra parte, la Suprema Corte de Justicia de los EE.UU. resolvió que los usuarios del iPhone pueden perseguir un caso antimonopolio contra Apple por su App Store.  Así que las empresas de tecnología no la traen nada sencillita.

El otro campamento en donde se aprecia movimiento es en el de streaming de video, sin embargo, en este momento, los “cord cutters” pagan más por el contenido, eso sí, tienen la flexibilidad de ver lo que quieren cuando quieren (además de que el 70% los usuarios de servicios de TV de paga tradicionales ven poco valor recibido por el dinero que pagan). AT&T planea retirar programas como “Friends” y “ER” de Netflix (“Friends “es uno de los programas más vistos en Netflix) y otros servicios de streaming para transmitirlos a través de su propio servicio de video por suscripción. Mi pronóstico es que todos estos servicios de streaming aumenten su producción de contenido exclusivo, tanto de películas como de programas seriados, así como otras oportunidades y los que tienen contenido traten de controlarlo.

Aunque suena bien (y en el pasado también ya que la Red Compartida en México inició desde el régimen anterior, es decir es pre-postneoliberal, aunque no es del estado, pero si es única) eso de tener una empresa del estado que ofrezca Internet se me hace muy del pasado (pero bueno, está de moda eso de que “todo tiempo pasado fue mejor”). Claro que el control de la información siempre es algo que les interesa a ciertos gobiernos.

Las empresas de gobierno (no solo en nuestro México lindo y querido, sino en otras partes del mundo) han demostrado no ser muy eficientes. La principal razón: “los burócratas no le rinden cuentas a nadie”. Es por ello por lo que me preocupa el que el estado piense crear una empresa para ofrecer servicios de internet a comunidades no atendidas.

Probablemente, como dice un buen amigo, “el problema es que el regulador nacional se centró en la ‘competencia’ (a veces pienso ¿cuál? – esta pregunta es mía) y no en la cobertura”. Eso sí, los precios que ahora tenemos en telefonía móvil son bastante más bajos (para los que tenemos cobertura y dinero), es cosa de que revisen su historial de lo que pagaban y ahora pagan (en el 2018 pagué 50% menos de lo que pagaba en 2014).

Pero bueno, dado que en México todo es sencillo, o muy sencillo, hasta el hacer refinerías (a pesar de lo que digan los especialistas en el tema), veremos que pasa con la empresa que ofrezca internet a regiones donde no existe cobertura (y esperemos que esas regiones no se la pasen en el Facebook, Instagram o el WhatsApp por que se nos acabaría la pobre democracia que tenemos).

En fin, amanecí muy poco optimista. Espero que nos vaya bien, por qué de no ser así, no quiero imaginarme lo que va a pasar. Parafraseando a Don Camilo G. Sada, la responsabilidad del líder es escuchar, aunque al final del día la responsabilidad de la decisión queda en el que la tomó.

Ahora bien, a lo mejor en este post-neoliberalismo todos piensan igual y por lo tanto no existe una diversidad de opiniones, lo cual es sin duda algo que no es deseable.

En fin, que disfruten de un excelente miércoles. Saludos a todos y cada uno de mis lectores.

BitCasting es posible gracias a Insight Level y CITI Value in Real Time.
El número del día de hoy es patrocinado por CoSpace.

Imagen por LuckyLife11 en Pixabay

Author

admin

Comment (1)

  1. David Treviño
    15 mayo, 2019 Responder

    Me gustó mucho la imagen que usaron para el editorial, muchas gracias por hacer lucir bien a mis palabras. Por otra parte, como me dijo un amigo directamente sobre el editorial de hoy: “y aunque no andes optimista hoy, como dicen: ‘Los pesimistas siempre le atinan, los optimistas crean nuevas cosas’ (Creo que fué Harari) Así que al menos le vas a atinar o crear algo “

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *