Para aquellos que tienen smartphones de Huawei, creo que no deben entrar en “Panic mode”, o como diría el Chapulín Colorado: “¡Que no panda el cúnico!”. Los smartphones de la empresa seguirán funcionando y tendrán actualizaciones. Google hace unos días retiró la licencia de Android para las nuevas versiones del producto de software y no porque se haya peleado con Huawei, sino para cumplir con una directiva del Departamento de Comercio de los EE.UU. que restringe a Huawei de usar proveedores norteamericanos. La noticia la escuché por todos lados y varias personas me han preguntado al respecto de qué pasará con sus smartphones. De hecho, Microsoft está dejando de vender en su tienda en línea de los EE.UU. computadoras portátiles Huawei, según se reportó ayer al final del día. Microsoft no menciona nada respecto al posible retiro del licenciamiento de Windows a Huawei.

Vivimos en tiempos poco racionales y probablemente la administración Trump se dio un tiro en su propio pie (sobre todo en el tema de chips, ya que algunas empresas norteamericanas de semiconductores venden componentes a China – Huawei) y no dudo de la capacidad de las empresas de China para sobreponerse a esto.

Ya grupos de China están boicoteando el iPhone de Apple, lo cual puede ser significativo ya que China es el tercer mayor mercado de la empresa de la manzana. Además de que Apple fabrica sus iPhones en China, en fin, estos tiempos son irracionales e irracionales con las empresas, los gobiernos y las personas. Así que no esperemos que la economía esté en mejores manos en el gobierno (te lo digo Juan para que me entiendas Pedro). Claro que, en el caso de China, el tema de los modelos económicos parece entrar en crisis y no tener una línea divisora clara.

Regresando al tema, Huawei sigue teniendo acceso a la versión de fuente abierto de Android (AOSP – Android Open Source Project y sí, hasta México tiene acceso). Considero que Huawei ya tiene algún as bajo la manga y si no lo tiene, no tardará mucho en hacer algo al respecto ya que se supone que tiene mucha gente en el área de investigación y desarrollo (45% de su fuerza de trabajo, unos 80,000 empleados) y si no mucha gente al menos si unos USD$15 mil millones de presupuesto en este ramo. Aunque algunos analistas indican que no le será fácil a Huawei conseguir componentes locales para su línea de productos, aunque la unidad de chips de Huawei se ve confiada. Al final del día, soy de la idea que los de China no necesitan a nadie más que a ellos mismos. Y además, esta situación puede ser un impulso a la industria electrónica y de software de China para no depender de nadie más.

Lo único que le recomiendo a la administración Trump, es que siga con la misma filosofía para todas las empresas de China, ya que no me gusta la falta de consistencia, por ejemplo Xiaomi no tendrá el mismo trato que Huawei. Actualmente, aunque algunos fabricantes de smartphones tengan base en USA, su controladora es una empresa china, como ejemplo pongo a Oppo (fabricantes de OnePlus y cuya matriz es BBK Electronics). Ante esto, me pongo a pensar que el tema de la seguridad nacional y las prácticas de Huawei en el tema del espionaje si pueden estar detrás de esto, más que el tema comercial, aunque la seguridad nacional siempre ha sido un tema que conduce a veces a medidas extremas, de eso es lo que se aprovecha el terrorismo.

Por lo pronto, el Departamento de Comercio de los EE.UU. “emitió una licencia temporal que permite el mantenimiento de redes y dispositivos existentes en los EE.UU. que utilizan la tecnología de Huawei. La licencia expira el 19 de agosto”, con esto debe de existir menos pánico para los que tienen smartphones Android de Huawei. Aquí en México a Huawei parece que le va bien.

Esperemos que este tema no alcance a todas las empresas que operan en China y se tengan represalias comerciales, sobre todo por que empresas de nuestro país tienen operaciones con China. Por otra parte, las agencias de inteligencia de EE.UU. han estado informando a ejecutivos de empresas de tecnología sobre la amenaza de hacer negocios en China. Claro que el tema electoral de nuestros vecinos del norte sesga el asunto.

Lo que sí, es que para algunos la situación de Huawei con los EE.UU. es una oportunidad; por ejemplo, para Nokia quienes también están trabajando en tecnología 5G. Claro que ya otros (fuera de EE.UU.) se han unido a las restricciones de los EE.UU., como ARM de Softbank, y los operadores británicos Vodafone y EE. Como dice el dicho, a río revuelto, ganancia de pescadores, esperemos que los mexicanos sepamos pescar. Aunque siempre es más fácil decirlo que hacerlo.

Concluyo con un sabio: “go you to know” y una frase: “a veces los políticos parecen niños y se ponen a jugar con sus juguetes” (ya sea con guerritas comerciales, trenes, o donde aterrizan los avioncitos) además de que utilizan los datos a como les conviene (como en el caso del tema de internet en México) y para acabarla de amolar, existe la teoría llamada “Dividendo del mentiroso“, que nos dice que el “desacreditar material falso o manipulado, como videos, audios o documentos, en última instancia podría avivar la creencia en la falsedad” y como resultado “incluso después de que se exponga la falsedad, será más difícil para el público confiar en cualquier información sobre ese tema en particular”, así que ni para dónde hacerse.

Que disfruten de un excelente miércoles.

BitCasting es posible gracias a Insight Level y CITI Value in Real Time.
El número del día de hoy es patrocinado por CoSpace.

Imagen por Counselling en Pixabay.

Author

admin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *