El día de mañana se cumplen 10 años del lanzamiento del iPhone de Apple. Inicialmente el producto no soportaba “Copy Paste”, ni contaba con apps nativas, pero eso no mitigó el entusiasmo de las masas por comprarlos. Eso fueron “características” que se agregaron después. Nos guste o no Apple, el dispositivo si transformó al mundo de las comunicaciones móviles y del cómputo personal.

El dispositivo ha probado ser una vaca lechera para Apple y de una u otra forma transformó a la industria (algunos dicen que transformó cinco). Empresas líderes como Nokia en ese segmento ya no siguieron y otras como BlackBerry tratan de sobrevivir. Microsoft no pudo con iOS ni con Android a pesar de ofrecer compatibilidad a su ecosistema.

El consumidor cambio su percepción de valor, sus necesidades cambian de manera sutil y sin que te lo digan expresamente,

Una manera de ver a la innovación (no hablo de invención), es que la gente cambia su escala de valor para aceptar lo que alguien imagina que genera valor. Es decir, la percepción de valor cambia con el tiempo ya que el consumidor cambia en su forma de ver lo que es importante. Inicialmente en tecnología de información era potencia de computo, ahora es flexibilidad y movilidad. El futuro será que la tecnología no te estorbe y se acople a tu forma de trabajo, no al revés.

En la historia de la computación lo hemos visto en cada nueva ola. De hecho, esa percepción de valor es la que permite que nuevas herramientas lleguen al mercado. Si se fijan, el tema de la ubicuidad y el poder de la movilidad hizo que casi 20 años después de que Steve Jobs introdujera la NeXT al mercado, su software fuera masivo, pero no en la NeXT sino en el iPhone y con Apple en una categoría diferente de dispositivos.

El año pasado el mercado global de apps se estimó en USD$1.3 trillones y para el 2021 se estima en USD$6.3 trillones, nada mal para algo que hace 10 años no existía. Muy triste para empresas que como Nokia no lo vieron (de hecho, los primeros smartphones que utilicé fueron de ellos). Pero eran muy poco amigables. Algunos dicen que fue el ecosistema que Apple creó, es decir formó una plataforma.

¿Necesitábamos las apps en los celulares? El mercado dijo que sí, independientemente de la racionalidad o irracionalidad de la herramienta. El camino al iPhone estuvo lleno de intentos, uno de ellos fue Handspring con su Treo, de quien muchos ya ni se acuerdan (yo sí porque compré uno), El camino al iPhone estuvo lleno de experimentos.

Mi gran problema con las apps es que ahora quieren que hagan todo (y para todos) y por lo tanto están creciendo en tamaño y complejidad. Y allí es donde creo que el sistema operativo falla ya que no ofrece todas las herramientas para que las apps no sean tan gordas.

Para los que usamos también Android, debemos dar gracias a Apple, ya que demostró que existía una necesidad no satisfecha en el mercado.

Para los que desarrollan apps, no quieran ser todo, para todos.

Que tengan un muy buen día.

P.D. Dicen que ahora Google y Facebook hacen más dinero en publicidad que todo el que los periódicos, revistas y radios del mundo hacen de manera combinada.

David Treviño CITI Value in Real Time

DAVID TREVIÑO
Chief Technology Officer

Author

admin

Comment (1)

  1. David Treviño
    28 junio, 2017 Responder

    El párrafo completo: En la historia de la computación lo hemos visto en cada nueva ola. De hecho, esa percepción de valor es la que permite que nuevas herramientas lleguen al mercado. Si se fijan, el tema de la ubicuidad y el poder de la movilidad hizo que casi 20 años después de que Steve Jobs introdujera la NeXT al mercado, su software fuera masivo, pero no en la NeXT sino en el iPhone y con Apple en una categoría diferente de dispositivos.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *